Aldeya Tinto (DO Cariñena)

Aunque se trata de su gama básica, la marca Aldeya es garantía de buen producto dado su lugar de origen, el pago de Aylés. Y es que todo lo que ha salido de esta casa me ha gustado, esta vez se trata de un tinto joven a base de Syrah, Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. El caso es que lo recomiendo, así como su hermano el Aldeya Garnacha.

Nota de Cata 2018: También marcado por el color de las variedades polifenólicos como el Cabernet, que cala hasta el corcho. Nariz marcada por notas de regaliz y fruta del bosque en su punto de madurez, sin caer en compotados. En boca entrada golosa. Desarrollo sedoso, para nada rústico y con una gran estructura. Presente esa calidez, esos ecos especiados y un frescor en su sitio. Final ardiente con esos 14% voltios muy aragoneses. PVP de 3'58 euros*.

Nota de Cata 2014: Visualmente, esta añada 2014 (considerada como MB), luce una capa alta y disco color rojo rubí. Una nariz intensa, para los frutos rojos, negros y las notas especiadas, donde a la vez se nota un característico toque láctico. Una muy boca potente (13'5 %), golosa, llena de fruta donde se nota la 'mano' del Tempranico y del Cabernet Sauvignon. Buena acidez y final cálido garnachero para mantener ese equilibrio. PVP recomendado de +- 6 euros*.

A remarcar ese misterioso écart entre los precios del mismo vino tras cuatro años. Se podría decir que el PVP se ha 'cariñenizado', lo que interesa en estos tiempos de desaceleración desacelerada. Mientras pasa, pruebe a madirar este muy buen tinto con quesos potentes ya sean blandos o duros. Y por supuesto unas tapas con los amigos en los bares de postureo de los de copazo de tinto a dos y medio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario