Castillo de Monjardín blanco 2018 (DO Navarra)

Finca el Cerezo es uno de los pagos más singulares de las bodegas Castillo de Monjardín. Son las tierras de Estella el entorno de bodega y viñedos, y más concretamente la aldea de Villamayor de Monjardín (entre Logroño y Pamplona). Esta Finca el Cerezo plantada en 1988 se caracteriza por su altitud de 6oo metros, el cierzo como agente contra los hongos y los cerezos como reyes de este entorno muy positivo para la viticultura en generel y para el Chardonnay navarro en particular.

Nota de Cata: En vista color amarillo pajizo con destellos verdosos. En nariz se anuncian tropicales, y después se concreta la piña y los cítricos en media intensidad. Entrada seca, desarrollo de buen frescor de cierta redondez (13 % vol.) y final amargoso que hace recordar al pomelo, la naranja amarga y los herbales. Aromas de boca que recuerdan a esa piña, esa cáscara de naranja ya vistas y en resumen una gran comunión entre ananas y fruta de gajo. Un vino para celebrar los 30 años del lugar donde crece su uva.

Una relación calidad precio de 6'47 euros que permiten disfrutar ahora este blanco o guardarlo 5 años más. En este blog ya se habló de otros vinos de Castillo Monjardín: su rosado Cabernet-Tempranillo totalmente refrescante para el verano y en tinto su crianza Merlot – Cabernet –Tempranillo que exige una ocasión grastronómica rústica. Volviendo al blanco yo les propongo como maridaje un Tataki de bonito, tartar de tomate "feo de Tudela" y ajoblanco. Un blanco “guapo” y de altura en resumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario