Estecillo Garnacha 2019 (DO Calatayud)

Aniñón es una de las localidades más septentrionales de la D.O. Calatayud fundada en 1989. Su cualidad principal es su altitud de 729 metros sobre el nivel del mar por un lado, y por el otro el transcurso del río Biota (antaño frontera natural entre Aragón y Castilla). A este combo geográfico hay que sumarle la riqueza geológica basada en cuarcitas y pizarras... ¡¡ de la época Paleozoica !! No sabemos si hace 540 millones de años había dinosaurios por Aniñón, pero lo que sí sabemos es que su Garnacha de altura no deja indiferente a nadie.


Nota de Cata: Miramos la copa y vemos una buena capa con su disco joven lógico de esta añada reciente. En el apartado olfativo una fruta golosa se desvela, acompañada de ecos lácticos, terrosos y florales. Buena intensidad. En boca entrada redonda. Un desarrollo goloso, con raza y carácter sin abandonar el medio cuerpo. Un frescor discreto pero al mismo tiempo presente por aquello de estar ante un diezmil diez y nueve. Ese caramelo fresa-nata ahí, y la del bosque, claro. Un final cálido (14'5%) pero civilizado nos despide.


El factor añada es la clave en un vino que siendo del 2017 por ejemplo sería plano y ordinario. Aquí es todo lo contrario: la fruta es protagonista y el carácter aragonés un matiz que lo hace tener en cuenta. Decíamos que la Sociedad Cooperativa del Niño Jesús está a esa altura, pero es que sus viñas están a 800 metros sobre el nivel del mar... Una locura. Su precio también es loco:  sólo 2'95 euros cuando en otras denominaciones no lejanas a Calatayud por más precio están vendiendo Garnacha de llanura. En fin... Como maridaje un Carré de cabra de Calatayud con oliva negra.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario