Valderivero crianza 2018 (DO Ribera del Duero)

En el año 1899 la España de Mª Cristina pasaba por una de las épocas más esperpénticas vividas por una nación occidental jamás. Tanto Cuba como Filipinas caían en manos estadounidenses profundizando una crisis a todos los niveles. En la Península las cosas no iban mejor: una Restauración atrasada, nacionalismos desbocados y un sistema oligárquico y caciquil vomitivo que no invitaban al optimismo. Sin embargo, un hombre de un pueblo perdido de Castilla (Nava de Roa), el señor Rivero, a pesar de la incertidumbre ponía la primera piedra de un proyecto de vida que dura incluso hoy: bodegas Valderivero.


Nota de Cata: Un Tinto Fino de capa media, disco evolución y unas lágrimas gruesas y abundantes delantando buena carga glicérica. En nariz media intensidad que se reparten recuerdos de fruta madura, trufa de Nava de Roa y notas de la crianza (12 meses en barrica, 7o% francés, 3o% americano). Una boca redonda, intensa con esa fruta madura. Más estructura que amplitud pero con un desarrollo Ribera style (los amantes de los RdD nos entienden). Hay cierto frescor pero sobre todo un final muy largo y cálido (14'5% vol) que hace entender lo de la carga glicérica.


La familia Rivero cuenta actualmente con su quinta generación al frente de esta bodega histórica de la provincia de Burgos. Este crianza de suelos arcillo-calcáreos llega al lineal del supermercado con un precio muy aceptable de 5'25 euros, lo que lo hacen una opción para cada día. Un servicio a 12'5º C podría estimular la sensación de frescor y disimular la carga glicérica tan protagonista. Como maridaje una Carne a la piedra como la que preparan en El Chuleta (Roa) o un Entrecot de ternera pero sólo si es el del mesón El Viso en Gumiel del Mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario