El Destraler blanc 2019 (DO Terra Alta)

Gandesa ha sido un importante cruce de caminos desde el Imperio Romano y tiene mucho que ofrecer al visitante que decida perderse por el Matarranya turolense o por la Terra Alta tarraconense. Si Ud. tiene niños marche al Balneari la Fontcalda: un rincón perdido en un valle. Para los que quieran conocer más la historia de su país es muy recomendable visitar los espacios de la batalla del Ebro (muchas empresas ofrecen visitas guiadas). Y a la hora de conocer el patrimonio vitícola de Terra Alta Ud tiene dos opciones: el Celler Cooperatiu de Gandesa de estilo modernista o el celler de los germans Balart desde donde salen vinazos como este:


Nota de Cata: Visualmente estamos ante un color dorado que no está reñido con las tonalidades propias de un vino joven. En nariz aparece una complejidad buscada con el assemblage de tres variedades como son la Garnacha Blanca, el Macabeo y el Moscatel. Con todo y con eso el perfil floral se abre camino con la oxigenación. Una entrada redonda en boca. Con un desarrollo amplio, goloso, frutal y floral. Una ligereza no exenta de fruta como es en este caso la tropical especiada. Un final moelleux gracias a esa aportación del mediterranísimo moscatel.


Nosotros lo tenemos claro y visitaríamos antes el celler de el Marc y el Lluís. Pero hay muchas cosas más que ver en Gandesa: por ejemplo su Casco Antiguo marcado por épocas pretéritas donde cabelleros templarios, terratenientes, carlistas o liberales eran quienes disfrutabans de las Granatxas y las Carinyenas de la Terra Alta. En concreto esta referencia tiene una excelente relación calidad/precio de 4'50 euros que hacen tener en cuenta esta D.O. a la hora de adquirir vino para cada día. Como maridajes un Pisto de verduras naturales con huevo poché. Por poner un match snob propongo un Maki crêpe de pato confitado con salsa de foie, trufa y alga wakame.


No hay comentarios:

Publicar un comentario