Frizzigodo Verdejo Frizzante (VT Castilla y León)

Los visigodos llegaron a la península ibérica en el 412 d.C. con el rey Ataulfo a la cabeza. Esta dinastía estableció su corte en Barcelona y después en Toledo. Durante sus 3 siglos de estancia en la península consolidaron la unidad estatal hasta la llegada de los moros que entraron aprovechando la guerra civil entre los partidarios de Rodrigo y Agila II. Unos 1605 años después han de aparecer los frizzigodos: estos individuos se asentaron en La Seca (Valladolid) y elaboraron un Verdejo frizzante para conquistar a las/os amantes del vino suavecito con un poco de aguja.

Nota de Cata: Burbujas que conquistan la copa al abrir el tapón de rosca. Nariz intensa y perfumada: pera, manzana, fruta blanca de hueso y sobre todo melocotón. Entrada en boca semi-dulce, ligera, femenina. Es fácil de beber (8% de grado alcohólico). Desarrollo en el que impera la fruta tropical matizada por una aguja sutil y una acidez también integrada. Protagonismo para la sedosidad y amabilidad. Final corto que evoca más fruta exótica junto con notas herbáceas.

Fuera bromas, un blanco agradable y simpático para tomar en cualquier ocasión. Gustará evidentemente al público que aprecia los blancos muy aromáticos y con poco grado alcohólico. Está a la venta en un conocido supermercado alemán cuyo nombre empieza y acaba por la letra 'L'. Su precio está sobre los 3 euros, haciéndolo una opción más. Sin salir de este perfil de vinos ni de Valladolid ni de este blog está Esencia 27, que también es Verdejo pero premiado y que recomiendo desde aquí.

1 comentario: