Peñamonte barrica 2018 (DO Toro)

Bodegas Torreduero S.A, situada en el Poligono Industrial Toro norte, es la planta vinificadora del Grupo bodegas Riojanas para la D.O. Toro. Una denominación que sigue en plena forma, como un toro, ya que ni siquiera el covíd (la cóvid) ha podido con este animal vitícola. En el 2020 se han conseguido vender más de 15'3 millones de botellas, todo un récord. Está claro que durante el confinamiento muchos españoles han elegido vino de Toro para “evadirse” y salir como toros a aplaudir a las 20:00 h. Mi amigo Felipe Nalda celebra estas cifras y espera que tras la pandemia el Toro siga desbocao.


Nota de Cata: Una Tinta de Toro de tradicional buena opacidad, adornada por un disco joven y una lágrima ligeramente coloreada. La aromática necesita tiempo para expresarse, pero aún con eso conserva las características de un vino de menos de cuatro euros. En boca entrada seca, con buen volumen e intensidad. Tras la primera embestida aparece la amabilidad y la sedosidad en cuanto a textura. Ello enlaza con las notas de especia dulce propias de la infusión de chips que devienen protagonistas (5 meses en americano nuevo según etiqueta). Media a ligera estructura. Final cálido (14'5 % de alcohol) y avainillado que enmascara cualquier otra cosa. Más que un toro un novillo.


Los chicos de Bodegas Torreduero también merecen un aplaudo a las 20:00, y no por la calidad de este vino sino por su accesibilidad económica : 3'25 euros. Ojalá el 2021 continúe siendo próspero para la denominación y que se sigan batiendo récords. Y mejor con más toros que novillos. Con los de toda la vida, con los que se pueden masticar. Como maridaje un Entrecot a la parrilla con su guarnición en primer lugar. Sin dejar la proteína otro maridaje es un plato tan casero y de ama de casa como las Albóndigas en rica salsa de almendras. Como acorde más regional, un surtido de embutidos del Café bar Palacio, típico bar 'manolo' en el corazón del pueblo Toro.

 

Comte de Foix Xarel·lo (DO Penedès)

El Xarel·lo es una de las variedades preferidas por los jefes de bodega del Penedès ¿Por qué? pues porque da buenos resultados en tranquilo, en espumoso, en joven, en crianza con barrica o en crianza en huevo de hormigón. El jefe de bodega de Covides lo sabe y utiliza esta variedad catalana para sacar un blanco joven decente capaz de ser vendido a menos de cinco euros y competir con los Viuras riojanos, los Macabeos aragoneses y los Verdejos vallisoletanos.

 

Nota de Cata: En el apartado visual un color amarillo pajizo de manual con reflejos verdosos que encajarían con una añada 2018, 2019 ó mezcla de ambas dos. En nariz, este vino descorchado en 2021 emite aromas de flor de azahar, cítricos jóvenes y mosto de uva fresca en mediana intensidad. En boca una entrada de agradable redondez. Un desarrollo muy femenino (11'5% vol.) y equilibrado con aromas de boca para la mandarina, la lima, la salvia, fruta blanca de hueso o herbales frescos. Su textura sedosa, su tensión y su final amargosos lo hacen muy fácil de degustar.


Este blanco es el particular homenage de Covides al viejo condado de Foix, hoy una región dentro de la provincia francesa del Ariège y que comparte los Pirineos con Lérida. Este blanco de 4'48 euros podría poner sabor a una visita al Ariège: el Parque Nacional Regional de los Pirineos, la catedral de Saint-Lizier, el castillo de Foix o la catedral de Sanit-Antonin en Palmiers. La cocina de transición mediterránea y pirenaica es la idonea para este Xarel·lo: pruébelo con un Suquet de rape y gamba.


La motito Vintage 2018 (DO Calatayud)

Mi amigo Pepe Marco es un fenómeno. Se metió a toda la afición aragonesa en el bolsillo tras vinos como 'Cojón de Gato' sin dejar a nadie indiferente. Confieso que no lo probé y que este es el primero de sus 'Vinos divertidos' que cato. Y joder todo lo que me he perdido. Pepe Marco es autor de vinos de diferentes zonas vitícolas, sobre todo las de Aragón. Su Garnacha joven es una oportunidad para entrar en la filosofía y la propuesta de P.M. que además goza de un precio anti-crisis con el que sientes que le estás haciendo una p****a al bueno de Pepe. Pero merece mucho la pena. Está de P. M. ¿Por qué lo digo? Por esto:


Nota de Cata: Una vez en copa luce una buena capa fruto de una bonita concentración. El disco comienza una ligera evolución lo que es lógico al ser la Garnacha una variedad de perfil oxidativo. En nariz hay materia, hay protagonismo para la fruta joven donde destaca la fresilla silvestre y que se hace acompañar por una trama floral muy agradable. En boca una entrada redonda, amplia y deliciosa. Un desarrollo de gran intensidad y con un frescor muy bienvenido. No sólo hay fruta sino un registro de especia fina, terrosas y de garriga que nos transportan al campo bilbilitano por segundos. Un final civilizadamente cálido porque aunque sea joven, es Garnacha (14'5 % vol.).


Pepe Marco se la saca, así de claro, y que me perdonen las damas. Una materia muy bien buscada desde la Sierra de Pardos allá donde la altitud predomina. Y el precio son sólo 5'25 euros que no tardarán en subir tras salir a luz este artículo. Una Garnacha de altura para sacar pecho de esta variedad tan aragonesa en una denominación que no para de crecer como es la Calatayud. Servicio a 13'2º C frente a los platos del Mesón de la Dolores, que recibe un guiño también en la etiqueta de esta Motito. Se antoja muy bueno unos garbanzos con congrio a la bilbilitana. Como match regional unas migas a la aragonesa. Y como combinación consistente unos huevos rotos con jamón D.O. Teruel, el mejor de España.

 

Cotnari rose demisec Busuioacă 2019 (Romania)

Romania's wines are amazing. Why? Because it has vines of more than 6,000 years ago. Apart from that, Romania treasures 452,200 acres of vineyards, ranking as the sixth producing country by volume of wine (and 13th in the world level). The Cotnari company (do not confuse with Cotnari wine region) was one of the first wineries to challenge the Romanian socialist regime by proposing quality and not quantity. Who said that Romanian workers do not have the right to taste a good rosé made from native varieties such as Busuioacă de Bohotin ? 

 

Visually we find an orange color without any doubt. The floral register predominates olfactorily: flowers from the western Moldavia meadows that are accompanied by peach and jasmine hints. Slightly off-dry entry in mouth. A light and feminine mouthfeel (imperceptibles 13 % vol.) but with a characteristic freshness of northern Romanian white wines. A shy roundness that will gain in sweetness at the end. Still floral mouth-aromas: azahar, orange blossom, white stone fruit and fresh spring herbs. A price of 23 ron ($ 5'62, coming to Occident in 6'60 €)


Medieval castles are no longer the only tourist attraction in Romania ... now wine tourism is a relevant activity among tourists who arrive (arrived before the Covid) from UK, France and USA. Cotnari's nearly 4444 acres of vineyards promote indigenous and other international varieties that have adapted very well to the cold conditions of northeastern Romania, such as the Aligoté from Burgundy. Do not hesitate to visit the Cotnari vineyard because it is much more than its famous 100% Grasă's whites and its Soviet-inspired buildings.

 

Crial Lledó blanco 2019 (IGP Bajo Aragón)

 Si Usted ama la naturaleza bien conservada y los espacios casi vírgenes, en en Bajo Aragón encontrará lo que andaba buscando. Rincones solitarios y encantadores que despertarán su imaginación como la aldea de Lledó en la comarca del Matarraña. En uno de esos rincones se asienta Bodegas Crial Lledó S.L., y sus viñas, sobre suelos arcillo-calcáreos. Las que motivan esta cuvée básica son el Macabeo y la Garnacha Blanca.


Nota de Cata: Visualmente amarillo pajizo con reflejos plateados sin problemas. Aromáticamente predomina la discrección, y más allá las notas cítricas de la Garnacha Blanca. Esa parte blanca de la naranja y del limón concretamente. En boca entrada seca. Paso equilibrado entre redondez y frescor lógico de la añada. Un sutil amargor pone matices y la especia blanca persistencia. Retro-gusto donde aparece más claramente la fruta blanca de hueso eclipsando sus 13% vol.


No llega a 5 euros ni tampoco llega a ser un blanco que deja huella. Sin embargo está a la altura en cuanto relación calidad-precio de vino IGP (Indicación Geográfica Protegida). Queremos decir que si fuera un D.O. sería motivo de suspenso. Daremos alguna oportunidad más a algún que otro vino de Crial Lledó este 2021. Para acompañar este vino los platos de la cocina mediterránea: una Ensalada de escarola con granada al aroma de ajo. Si no le agrada podemos evocar un Huevo pochado con sopa de foie, aceite de trufa y sal de olivas negras.

Domaine de Chesnaies cuvée Vieilles Vignes 2017 (AOC Bourgueil)

Ingrandes-de-Touraine, d'où est issue cette cuvée, c'est un quartier de la commune de Bourgueil: une des sept formant l'AOP Bourgueil depuis 1937. Là bas on retrouve en raisonnée le Domaine de Chesnaies, tout près de la Loire. Dans ce coin de la Vallée du Loire le Cabernet Franc est dominant et au sein d' EARL Lamé Delisle Boucard il profite d'une exposition sud pour arriver en bonne maturité des vieilles vignes de plus de 30 ans.


Visuellement une moyenne-haute opacité, fruit d'une extraction arrivant aux larmes. La robe marque une légère évolution. Un nez intense: les fruits du bois comme protagonistes à une maturité juteuse se faisant accompagner des notes de bonbon acidulé. Entrée en bouche d'une belle tension. La suivie, de pronfondeur délicieux marque une moyenne structure. La persistance en bouche révèle que pur fruits d'arbuste typé mûre ou cassis et des tanins ronds. L'avant-goût varietal à l'empreinte du Cabernet Franc de Loire Valley.

 

Un Valley plein de coins à découvrir comme par exemple Bourgueil. Commencez le matin avec une petite prière à l'abbaye bénéditine de Saint-Pierre. Le midi visitez le Domaine Chesnaies de la main du chef de cave avec la petite dégustation (y achetez cette cuvée par 13 euros environ). Après de manger en cave une petite plongée dans la Loire pour éteindre la chaleur du vin. Un accord intéressant serait une Quiche tourangelle aux rillons et rillettes comme élaboration travaillée. Comme accord brut j'irais chercher un fromage Sainte-Maure-de-Touraine.


 

Cream Tío Pepe Solera 1847 (DO Jerez-Xérès-Sherry)

En el año 1847 España se encontraba bajo la monarquía de Isabel II y en plena Segunda Guerra Carlista, con hambre y cólera. En ultramar la cosa no iba mejor pues se rumiaba un intento de anexión de Cuba con USA. Por su parte Filipinas despegaba económicamente y por consiguiente preparaba la apertura de su primer banco: el Banco Español-Filipino. En 1847 además, tres años después de la primera solera del Tío Pepe, se creaba otra más para hacer disfrutar a los españoles del siglo XXI con un gran Jerez Oloroso dulce: el Cream.


Nota de Cata: Miramos la copa para ver un Palomino 75% - 25% PX de tonalidad café con reflejos oro viejo de gran densidad. En nariz una gran expresisvidad y complejidad como se esperaba: fruta negra confitada, café de nuevo, caramelo líquido, madera de la solera de 1844 o el oxidativo tan típico del Oloroso. También hay sitio para recuerdos de uva sultana. En boca entrada que pone en relieve los 18 % de alcohol, pero enseguida llega con el dulzor del PX. Un paso en boca denso, creamoso, de gran estructura y con una trama especiada que pone un picante con mucho arte. Y final largo, goloso y punzante a lo Oloroso, a lo Jerez.


Un vino de reina por un precio de súbdito (6'70 euros). Una alternativa para bien acabar la comida del domingo o para disfrutar en chupito con tu suegro o tu cuñao. Un vino que aúna potencia y dulzura, ideal para tu suegra o para tu abuela ¿Por qué no? Un vino de postre, para enlazar con el café, con los cubatas y con un puraco. Como maridaje hay que buscar las elaboraciones de tradición como por ejemplo los pestiños de Cádiz. Sin dejar la provincia ¿Qué tal unos alfajores de Medina Sidonia? ¿Y unas tartas a la gaditana? Tampoco nos olvidamos de los bocadillos de monja, las panizas y el flan de arroz con leche.

 

Llepolia negre criança 2017 (DO Terra Alta)

Los hermanos Balart (Marc y Lluis) nos proponen desde Gandesa una golosina (en catalán una llepolia) artesana y muy bien trabajada. Un proyecto familiar e íntimo pero que a la vez es capaz de dar grandes vinos con sello de origen. En un momento en que los mercados se postran ante las grandes factorías vinícolas, en una época donde el cliente sacrifica la calidad mientras sobre la etiqueta conste el nombre una D.O. conocida los proyectos humildes son más necesarios que nunca. Esta llepolia sólo se postra ante la materia prima de Gandesa, ante una Garnacha – Cariñena – Merlot de prodigio artesano que consigue emocionar una vez descorchada.


Nota de Cata: Visualmente una alta capa, disco fino y una partículas que demuestran que este producto es artesano y no se ha maltratado con violentos filtrados. En nariz alta intensidad, ecos lácticos y fruta en su punto de madurez acompañada sutilmente por la barrica (12 meses en francés). A cada vez que inhalamos su perfume encontramos notas propias de las tres variedades que la forman. Entrada en boca muy potente y golosa. Desarrollo frutal y terroso, que gana en redondez progresivamente. Destaca su buena estructura pero a la vez la sedosidad del Merlot. Muy agradable siempre, con frescor garantizado. Sello floral y mineral si está Ud. atento. Un final muy largo, cálido y especiado que nunca pierde el silky y la profundidad.


Nada que envidiar a un buen Priorat y da lo que promete por su precio cercano a los 9 euros. Es una maravilla encontrar como he dicho una vez los aromas del Merlot, otros los de la Garnacha, otros los terciarios... la fruta siempre respetada. Y en boca esa complejidad, esa redondez golosa y amplia sostenidas por el frescor de la Carinyena. Emociona. Como temperatura de servicio los 13'4º C son muy indicados y, si se quiere, proceder un carafage media hora antes de empezar esa comida tan especial con amigos, con la familia... para reconciliarse con esa persona. Como maridaje los productos de cercanía le irán muy bien: desde una tosta de Jamón de la vecina Matarranya turolense con tomate rosa hasta unas Costillitas de cabrito a la plancha y milanesa con samfaina.

 

Domaine La Bastide du Plan rosé 2019 (AOC Côtes de Provence)

En Provence le rosé est ancré aux traditions viticoles. En fait le rosé c'est le vin plus ancien étant donné que le phocéens (les fondateurs du winemaking en France) n'appliquaient pas les longues macérations qu'on se connaisent à nos jours, faisant l'origine du vin rouge. Donc, un bref contact péaux-moût donnait la couleur typique des rosé provençales, le vrai vin. En Haut-Pays Varois il y a un village charmant que s'appelle Callas et comme seul domaine 'La Bastide du Plan': un intéressant projet familial en viticulture raisonnée. Sa cuvée rosé répond un Grenache – Cinsault d'artisan pouvant tutoyer Minuty ou Rock Angel.


Une couleur rose pâle aux réflets saumon nous dis bonjour, <<Bienvenus au voyage des sensations>>. Une très belle complexité mélangeants de notes florales (rose blanche), agrumés (aprés je vous dirait) ou de poire. À l'oxygénation un côte abricot sauvage se révèle avec force sur l'ensemble. Entrée sèche mais d'un léger rondeur. Suivie d'agréable tension d'une finesse superbe. Des arômes de bouche font revenir des touches de lime, de citron, de pamplemousse, de ses écorces fraîchement découpés, quoi. Une finale propre et avec des élegants amers. Un avant-goût balancé sur les fruits blancs de noyau encore jeunes comme l'abricot ou la pêche délicieux.


M. et Mme Juste vous acceuillent avec plaisir à l'entrée de Callas (diréction Draguignan) et pourront répondre vos questions par rapport ce projet familial de grande qualité. Une qualité confirmée aux Concours Agricoles de Paris, que à son édition 2020 à déclanché une médaille d'Argent tout à fait méritée. C'est pourquoi on peut parler d'un valeur d'environ 12 euros. Comme accord un Filet de flêtan juste cuit par la chaleur d'un bouillon épicé (gingembre, citronnelle) accompagné d'un nem de légumes crocquants. Second accord pour un Fleur de courgette farcie à la ricotta, miel d'acacia et sel de la Petite Camargue.