Castillo Colina Mencía roble 2017 (VT Castilla y León)

La tierra de Castilla y León es la región española con más superficie: 94.226 km2. Una tierra situada en el cuadrante noroccidental de la península ibérica, formada en su mayor parte por la Meseta y rodeada por un cinturón montañoso. Al este, el Moncayo, al sur el Sistema Central, al norte la cordillera cantábrica. Finalmente, al noroeste se encuentra el macizo Galaico-leonés, que protege todo el Bierzo y su viñedo de los fríos vientos atlánticos. En el corazón del Bierzo se encuentran Toral y Vinos de Arganza, cuyo orgullo castellano-leonés motiva este 1oo% Mencía bajo el sello Vino de la Tierra de Castilla y León. 

 

Nota de Cata: Miramos la copa y vemos una buena opacidad con un disco que logicamente comienza a zarpar hacia las tonalidades rojo evolución. Hay sorpresa a la hora de servir la última copa. En nariz predomina la fruta, una fruta del bosque de los arbustos de la ribera del río Burbia. Se concreta con la oxigenación el género de la mora o la frambuesa. Las notas de barrica vienen al final, pero difuminadas. En boca entrada redonda, desarrollo off-dry con una media-ligera estructura haciándolo idóneo para cualquier situación (13% vol.). Un gran frescor como se espera en el Mencía joven. Intenso y amable en boca. Final donde vuelve la frutilla de arbusto, esa fresa silvestre rebelde pero que converge con los toques del roble.


Como anécdota se le ha concedido a esta añada 90 peñines, uno menos que en la añada 2018. Vinos de Arganza ha hecho algo que me gusta mucho y no me refiero sólamente al vino. Me refiero a confiar en la Indicación Geográfica Protegida Castilla y León para este tinto low-cost (con todo el respeto a los vinos económicos que hacen su rol en tiempo de crisis). Ese cost son 2'99 euros. Sin salir de este blog ya se habló de un vino de la misma bodega y del mismo distribuidor: 'Encanto Selección' un D.O. Bierzo esta vez sí, que tenía algo que se parecía a un buen Bierzo. Pero ambos dos responderán ante la gastronomía de barra de bar, tapas, montaos, canapés o una tortilla de patata al estilo de Betanzos.

 

Val d'Iris rosé 2019 (AOC Côtes de Provence)

En Dracénie, région de lavande et cigales, des pins et des oliviers, la vigne occupe des îlots très diversifiés. Dans ce pays ensoleillé, où les pluies sont rares mais violentes, les vents fougueux et les réliefs rocheux hérissés, les trois couleurs sont representées, mais c'est le rosé qui règne en maître. À Seillans (canton de Fayence), il y a M. Vilcoq qui vous attend pour vous faire découvrir une gamme sur la pasion et le fruit. 

 

Un Cinsault - Syrah d'une  robe très claire visuellement. Un nez délicat étant le registre floral protagoniste. Des notes de pétale de rose se font accompagner d'un panier de petits fruits rouges du bois de Seillans (83). Une entrée moelleuse en bouche. La suivie est ronde et éclipse les 13% de volume en alcool. Les arômes de bouche mettent en scène les fruits murs typé pêche, ananas ou agrumes avec le côté floral et herbal de la phase olfactive. Une finale chaleureuse aux souviens d'écorce d'agrumes et de SO2.


Un bon week-end à passer sur le coin en famille est toujours posible ici. Le matin visitez le village avec obligé visite et prière dans la Chapelle Notre-Dame de l'Ormeau. Après apèro-degustation au Château (vous pouvez acquérir le vin rosé par 9 euros environ). Finalement, pour éteindre la chaleur du vin vous pouvez vous plonger dans le lac du Méaulx. Personellement, comme accord un Poulet tandoori et riz parfumé, citron caviar et gingembre. Sinon, un Abricot poché au sirop garni d'un sorbet au fromage blanc.

 

El Destraler blanc 2019 (DO Terra Alta)

Gandesa ha sido un importante cruce de caminos desde el Imperio Romano y tiene mucho que ofrecer a quien decida perderse por el Matarraña turolense o por la Terra Alta tarraconense. Si Ud. tiene niños marche al Balneari la Fontcalda: un maravilloso rincón perdido en un valle. Si quieren conocer más la historia de su país es muy recomendable visitar los espacios de la batalla del Ebro (muchas empresas ofrecen visitas guiadas). Y a la hora de conocer el patrimonio vitícola de Terra Alta Ud. tiene dos opciones: el Celler Cooperatiu de Gandesa de estilo modernista o el celler de los germans Balart desde donde salen vinazos como este:


Nota de Cata: Visualmente estamos ante un color dorado que no está reñido con las tonalidades propias de un vino joven. En nariz aparece una complejidad buscada con el assemblage de tres variedades como son la reina de la Terra Alta Garnacha Blanca junto  al Macabeo y el Moscatel. Con todo y con eso el perfil floral se abre camino con la oxigenación. Una entrada redonda en boca con un desarrollo amplio, goloso, frutal y floral. Una ligereza no exenta de fruta como es en este caso la tropical especiada. Su final moelleux gracias a esa aportación del mediterranísimo moscatel hacen de esta referencia un blanco para cualquier ocasión.


Nosotros lo tenemos claro y visitaríamos antes el celler de el Marc y el Lluís. Pero hay muchas cosas más que ver en Gandesa: por ejemplo su Casco Antiguo marcado por épocas pretéritas donde cabelleros templarios, terratenientes, carlistas o liberales eran quienes disfrutabans de las Granatxas y las Carinyenas de la Terra Alta. En concreto esta referencia tiene una excelente relación calidad/precio de 4'50 euros. Un PVP que hacen tener en cuenta esta D.O. a la hora de adquirir vino para cada día. Como maridajes un Pisto de verduras naturales con huevo poché. Por poner un match snob propongo un Maki crêpe de pato confitado con salsa de foie, trufa y alga wakame.


Bolé Borsao 2016 (DO Campo de Borja)

En la historia ha habido grandes imperios: estaba el Imperio Romano, el Imperio Francés, el Imperio Español, el Imperio Británico y muchos otros que me dejo. Sin embargo uno de ellos, con apenas 7.400 hectáreas, sigue vigente aun en el siglo XXI: el Imperio de la Garnacha. No tiene doncellas, pero sí abuelas de 90 años vivas, no tiene catedrales pero hay un Santuario, no hay prícipes pero sí unos magrebís que de una mirada te fulminan, y mucho menos obispos, pero sí el cura Florencio que tiene más peligro que Napoleón y Calígula juntos. El verdadero valor del imperio de la Garnacha es precisamente su viñedo, sobre todo el situado a las faldas del Moncayo. 

 

Nota de Cata: Una Garnacha – Syrah de capa alta y disco evolución. Olfativamente necesita unos minutos, muchas sensaciones tras un decantao en clave de regaliz, tomillo, ciruela, clavo, especia negra, notas terrosas...Una agradable complejidad aromática. Con el tiempo se suma una frura negra sobremadura, cocida incluso. Entrada redonda en boca. Desarrollo potente y de gran calidez. La rusticidad es protagonista sin ningún complejo, porque estamos en Borja, no en Pomerol ni en Vougeot. Notas que evocan terruño, grafito, fruta negra madura, resina de pinar, etc. Frescor y madera discretos pero que van de menos a más. Final ardiente con 15% por bandera que no perdonan y que son la clave de una persistencia imperial.


Se agradece que los 5 meses en barrica aporten poco y dejen el protagonismo a la fruta, al resto de sensaciones vinculadas a la evolución y que son la columna vertebral de este Bolé. PVP de 6'19 euros. La Syrah aporta una capacidad de guarda que anima a adquirir otro Bolé más y hacerlo despertar dentro de 5 años. Un vino que por sus atributos encaja en el ideario de tinto de la Edad Media que bebía desde el vasallo hasta el clérigo pues el agua no era recomendable. Pero este tinto sí es recomendable, aunque sólo si lo acompañan de las elaboraciones adecuadas: busquen un Jarrete de ternasco asado con patatas a lo pobre. Sin dejar el ternasco de Aragón pruébenlo simplemente a la brasa, se sentirá Ud como un emperador.

Domaine du Feynard blanc (Pineau des Charentes)

Le Pineau de Charentes c'est une spécialité cognacaise servant à introduire aux amateurs du vin vers le cognac. Mais si! C'est un Vin de liqueur blanc ou rosé issu du moût des cépages du Sud-Ouest avec un eau-de-vie de vin de la même exploitation. L'exploitation c'est Domaine du Feynard, située à Chevanceaux (sud de la Charente Maritime) sur les Bons Bois plus méridionales de l'aire cognacaise. L'encépagement est formé par l' Ugni Blanc, Montils, Sauvignon et Sémillon.

 

Une couleur ambrée aux reflets d'or vieil étant donné l'élevage de 18 mois (la plupart sous bois). Des larmes bien definies annoncent une rischesse assez installée. Un nez complex: figue rôti (bien évident), raisin de grappe sultane, alcool (17% vol. en alcool), le cognac forcement, clementine et l' orange confite. En bouche une entrée douce, suivie de grande puissance, sucrée et alcoolique, Une finale alcooleuse, très chaleureuse grâce l'éthanol de la fermentation alcoolique et de l'eau-de-vie de Cognac.


Medaille d'Argent Paris 2017 pour ajouter un supplement au prix arrivent jusqu'aux 7'85 euros dans une très grande surfaCe <C>ommerCielle Française. Comme accord d'alliance goutez-le avec la Jonchée Charentaise à l’amande douce , sinon avec Soufflé Manjari en harmonie de grands crus de chocolat . Comme accord d'opposition essayez une Tarte déstructurée, confit et sorbet fruits de la passion, chocolat au lait et noix de pécan. Et, comme quatriéme proposition des Fraises Gariguettes parfumées au basilic,crème mascarpone et notes d'huile d'olive. 

 

Luzón Colección Monastrell 2017 (DO Jumilla)

Bodegas Luzón se encuentra a las afueras de Jumilla, municipio que más extensión de viñedo abarca de toda la D.O. (más de la mitad de las 42000 hectáreas totales de la D.O. Jumilla). Esta bodega del Grupo empresarial Fuertes gestiona 500 has donde predomina el Monastrell, muy adaptadas a los suelos ultracalizos rodeados de olivos que allí predominan. Unos suelos que Ud podrá pisar para vendimiar si se acerca a la bodega en septiembre porque como actividad enoturística Bodegas Luzón le muestra paso a paso la elaboración del vino


Nota de Cata: Visualmente un color muy profundo puesto que el Monastrell aporta color fuertemente. Un ribete teja que, al verter an copa, recuerda a la Coca-Cola. Sopresa al final porque hay sustancias coloidales confesando una falta de filtrado. Aromáticamente el punto débil de este Luzón, pero aún así más fruta que terciarios. En boca entrada redonda y especiada. Desarrollo muy equilibrado, sedoso y con un claro medio cuerpo. La fruta joven es protagonista, y se apoya en el lado especiado en el desarrollo y en la calidez en el final. Un final dulzón, agradable y poniendo rúbrica a un tinto de media estructura basado en la fruta.


Un Mourvèdre positivo por tan sólo 5 euros que está listo ya para beber. La temperatura de servicio es de 13º C y  acepta un decantao para separar las sustancias coloidales del vino. Como maridaje busquen los platos de la cocina murciana: como entrante un pisto murciano (con su pimiento morrón, berenjena y tomate en conserva de la huerta). Una elaboración consistente, tolerante y multicultural una 'Olla gitana': se trata de un potaje a base de garbanzos, lleva pericas y te roba el hambre. Para acabar, otro plato de cuchara y con un alimento tan sureño como el arroz: un arroz de la huerta murciana con limón. 

 


Vignerons de Grimaud cuvée Gris Mots (IGP Var)

Grimaud est plus que la commune voisine de Saint-Tropez, c'est la raison pour laquelle faire un jeu de paroles (Grimaud → gris mots). Une cuvée de courte macération justifiant aussi la dénomination de 'Vin Gris', un style de vin estival, glou-glou, piscine et bord de mer. Coopératives les Vignerons de Grimaud sont experts dans ce type des vins grâce ses plus de 250 adhérants !

 

Un Grenache – Cinsault – Syrah visuellement rosé provençal sans aucune doute. Un nez une de belle complexité: écorce d'orange, pêche rose, des notes herbales et des souviens florales. L'intensité est aussi positive. En bouche un léger rondeur comme entrée. La suivie dévoile un mariage concret des fruits blancs à noyau avec des agrumes comme le pamplemouse. La fraîcheur est bien presente. Une finale d'agréables amers mais aux traces de SO2 très evidentes.


Un prix de 3'99 euros sur une grande surface national est le recommandé par le Conseil des Vignerons de Grimaud. À consommer depuis maintenant sous une température de service de 11'4º C (n'ajoutez pas de glaçons s'il vous plaît). Comme accord un Saumon sauvage du Verdon snacké, sauce béarnaise acidulée, avec julienne de légumes retrouvées (panais, céleri, navet...).

Emina Verdejo 2019 (DO Rueda)

Ser único es la seña de identidad del Verdejo de Emina. Emina rima con Medina (del Campo), en la provincia de Valladolid, origen de esta referencia. El clima seco, de carácter mediterráneo continentalizado es el idóneo para la viticultura de calidad que hace siglos instauraron los romanos. La rudeza de su clima tanto en invierno como en verano no está exento de grandes oscilaciones térmicas dia/noche en el pueblo. Sólo el arroyo Zapardiel regula este clima único que es capaz de dar un blanco único, el que relato a continuación.

 

Nota de Cata: Vemos que en copa predomina el amarillo pajizo típico del campo de Medina, desde donde además procede esta materia prima como apuntábamos. En nariz la juventud de la añada evoca recuerdos muy cítricos pero también herbales y de fruta blanca de hueso casi madura. Casi. En boca entrada seca y de muy buena tensión. Desarrollo de un amargoso que recuerda la piel del cítrico. Hay cierta densidad gracias a 3 meses sobre lías aunque siempre predomina el frescor. Final donde vuelve rabiosamente y sin complejo la lima fresca recién cortada eclipsando cualquier sensación alcohólica.


Si se deciden a visitar el pueblo de Medina del Campo háganlo en otoño o primavera que es la mejor época. No duden en visitar el barrio de La Mota, situado junto al castillo e ideal para probar los verdejos de los productores de la zona. También es imprescindible la Colegiata de San Antolín, del s. XVI donde echarse unos 'padres nuestros'. Como maridaje a este Verdejo de 5 euros prueben un Pastel de txangurro y langostinos con salsa muselina y ajetes de Matapozuelos. Como segunda opción, más popular y fácil de elaborar serían los Pimientos rellenos de rape y gambas servidos en la barra de los bares de Emina del Campo.

Château Paradis rouge cuvée Pascal 2017 (AOC Côtes de Provence)

Pour aller au Paradis il faut pas mourir. Tout simplement aller en coeur de Provence, au département du Var. Là, sur la commune de Luc-en-Provence il y a Château Paradis, presque aux bords de la ancienne Voie Aurelienne et aux pieds de l'Esterel. Les roches rouges de l'Esterel façonnent un paysage où beaucoup de civilisations anciennes ont démeuré. Les réliefs accidentés allant de la mer jusqu'en Provence s'étendent à travers 32ooo hectares de géologie surprenante. Un massif laissant différents micro-climats et plusieurs altitudes, idéale pour conjuger les cépages aragonais, rhodaniens et bordelais. Justement pour cette cuvée consacré mon pote Pascal Foellner on retrouve cette triple representation: Syrah 52% - Grenache 10% - Cabernet 38%.


Aux yeux une bonne opacité d'une robe entre jeune et évoluée. Des larmes denses persistent doucement. En nez la force aromatique reçoit de la main des fruits du bois à son point de maturité. Après il y a la touche pyracinée du Cabernet Sauvignon et la béta-ionone propre du Syrah rappellant la fleure bleue. Il y a aussi, bien fondue, des notes tertiaires avouent un élevage de 12 mois sous bois. Une entrée en bouche toute en rondeur. Une suivie de texture soyeuse au même temps dense, riche et charnue. Grande ampleur et bonne fraîcheur. Arômes de bouche épicés et des fruits mûrs. Une finale bien longue aux tanins fondus encore sur les notes fruités accompagnées des nuances de caramel et d'épices douces. Ses 15'5 % vol en alcool on peut pas les percevoir...Incroyable.


Médaille d'Or en 2019 chez les Vignerons Independants, médaille d'Or au concours international de Lyon en 2020 et médaille d'Or au Concours Mondial Féminalise en 2020. Un vin incroyable méritant (hors des médailles) un carafage 46 minutes avant votre répas. À vous pour environ 14 euros. Un répas à considérer avec le chef pour mettre en rélief les qualités de ce vin et faire grand plaisir tous les invités. Le service du vin entre 13º et 13'5º C est le désirable. Comme accord puissant et masculin une Côte de veau à la crème et champignons. Un match plus travaillé mais gardant la matière serait un Quasi d'agneau de lait mariné du Sud-Est à la braise, ail sarriette, piment d'espelette.