Anayón Chardonnay 2011 (DO Cariñena)

Del último Salón del Vino de las Piedras celebrado en el Auditorio de Zaragoza el pasado Abril a inicio de Semana Santa pude extraer varias conclusiones. Buena oportunidad de probar varios vinos de la DO. Las tapas lamentables, pseudo-snob, que ni las/os camareras/os sabían distinguir (con lo poco que cuesta currarse una croquetas, unos montaos, un jamón batido, un rulo de cabra con confitura...en fin). El precio era 2'50 por copa + “tapa” (…) , ahí lo dejo. 

El emplazamiento, amplio y limpio, todos hemos estado alguna vez en este recinto, adecuado para celebrar este Salón que al final se llenó; había mesas altas con taburetes altos 'tasca style' o también mesitas para el terrazeo, luego, la barra con las/os pingüinas/os detrás. El servicio en sí, había de todo: chicos, chacos, pero muchas tanto a mí como a otros clientes no sonreían (cosa unida a su función y a su retribución) y les faltaba un punto de seguridad en torno al vino, hablo de vértigo hacia hablar claramente de éste, de una mínima noción de enología así como rotundidad para recomendar y diferenciar entre todos los caldos. La rematadera fue la clausura a las 23:00 horas (…) Y no voy a hacer más leña del árbol caído (árbol que conozco además).

La calidad del producto difuminó lo regular del servicio. Entre gente del sector y risas cumplimos la asistencia a este evento joven y sin pulir aún pero que con la llegada del buen tiempo primaveral garantiza un buen rato. La valoración para esta publicación se refiere al vino que más gustó, un blanco con barrica muy esperado por toda la parroquia y muy deseado (Bodegas Grandes Vinos y Viñedos de Cariñena).

Nota de Cata: Amarillo dorado sobre capa muy baja. Olfativamente notas de barrica y en un segundo plano flores y herbáceos. Alta intensidad. En boca entrada dulce (14% vol.) , desarrollo sedoso con una acidez controlada. Final largo pero con un ligero amargor para dar complejidad a este monovarietal Chardonnay. Lo que más me ha gustado son los aromas terciarios, de crianza, que suponen un plus, una distinción respecto a la mayoría de blancos del mercado.

Si estáis aburridos de los blancos secos de siempre probad este que os aportará nuevas sensaciones. Según su enólogo (Marcelo Morales), en un blanco elaborado como si de un tinto se tratara. Tanto la fermentación alcohólica como la fermentación maloláctica se han ejecutado en barricas de roble y su posterior crianza ha durado 6 meses. Interesante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario