Pradorey Roble 2013 (DO Ribera del Duero)

El grupo empresarial Padrorey no sólo se dedica a la explotación agropecuaria sino también a la fabricación de vinos. Su bodega enclavada junto al Real Sitio de la Ventosilla (Gumiel de Mercado, Burgos) se construyó en 1996 y se reformó en 2006. Un proyecto a gran escala con una producción anual a la altura. Tras 5 años de su salida al mercado me dispongo a catar su roble Tempranillo (95%) - Cabernet – Merlot.

Nota de Cata: En vista muy cubierto, con disco ladrilláceo que evidencia una evolución del vino. Lágrimas numerosas y rápidas. Una primera nariz sulfurosa y con ecos compotados. Tras oxigenar no desaparecen los olores azufrados aunque sí que se suman recuerdos de fruta negra o flor azul. Entrada en boca sedosa y afrutada, desarrollo envolvente, de buen equilibrio y de barrica muy sutil. Final de larga persistencia con un tanino ya domado pero que deja al final de la lengua el sello todavía del SO2.

Recordamos que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Ribera del Duero permite hasta 150 mg de Anhídrido Sulfuroso por litro, o lo que es lo mismo hasta 112'5 mg de SOpor botella en el caso de tintos. No es ningun reproche a mis amigos Paco Martín y Ángel Margüello, pero el consumidor entrenado lo nota y se acuerda entonces de otras opciones como los vinos naturales o los vinos ecológicos. Luces y sombras para este tinto roble que se mueve en torno a los 7 euros de precio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario