Anayón Moscatel Barrica (DO Cariñena)

La variedad Moscatel es una vieja conocida de las tierras zaragozanas. Su capacidad de concentración de azúcares hace que para lograr un buen vino dulce natural sea necesario un Moscatel de altura, en este caso vendimiado a más de 7oo metros de altitud para lograr el equilibrio entre acidez y dulzor. Los suelos francos y pedregosos dejan un Moscatel muy muy maduro si se quiere. Y una vez en bodega se va a encabezar hasta los 15% de alcohol para después resistir 3 meses en americano que van a complexificar el conjunto.

Nota de Cata: Este moscatel cosechado en Encinacorba muestra un color oro viejo con reflejos cobrizos nada que ver con la foto. Más piernas que en un cabaré . Si nos fijamos en la botella (al menos la que ha llegado a mis manos) se ven sustancias coloidales que evidencian una ausencia de filtrado. En nariz potencia y complejidad: corteza de naranja, albaricoque en confitura, cítricos en mermelada...herbales también. Boca densa, de gran potencia y volumen que evoca notas de uva pasa, higo deshidratado e incluso melocotón en almíbar todo en clave de laminería. A partir de 12º C se va de dulzor.

Más puntos que en un quirófano pero a mí eso me importa poquito. Más importante es su relación calidad precio de alrededor de 11 euros para esta referencia de formato único de medio litro. Recomiendo un servicio de 9º C para evitar la sensación alcohólica y empalagosa que tendría haciéndolo a 12º C. Y no, no pondría el maridaje de postre, hojaldre dulce y pastel que recomiendan mis amigos de GVV, sino un maridaje de oposición con un buen queso d'Auvergne cuyo equivalente ibérico sería el azúl de Valdeón, un producto leonés y también de altura y para realmente estar a la altura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario